“La transformación digital requiere de un impulso decidido que se adapte a las necesidades de la sociedad” (Montserrat Ballarín, Ayuntamiento de Barcelona)

Los archivos son un servicio esencial para contribuir en la memoria y desarrollo de la sociedad. ¿Cómo puede traducirse esta labor y acercar este sentimiento de pertinencia en al mundo digital? ¿Desde qué óptica hay que asumir los retos de futuro?

Desde Coeli os explicamos las cinco reflexiones clave del undécimo Laboratori d’Arxius Municipals, que se celebró de manera virtual los pasados 19 y 20 de noviembre de 2020.

1. Digitalización

Cada día, y con más celeridad, queda patente la necesidad de digitalizar el corpus de los archivos para continuar con su misión democratizadora en pleno siglo veintiuno. Mantener un catálogo en línea es el primer paso para hacer más accesible el inventario al usuario plano y poder hacer una difusión ágil a la ciudadanía.

Arxiu en Línia de Lloret

2. Centralización

Hay que romper fronteras geográficas y trabajar con nuevas formas de interoperabilidad, estableciendo vínculos en la nube entre archivos a nivel local y europeo. “No tiene demasiado sentido que cada archivo batalle por su lado”, apuntaba Joaquim Daban, “Tarde o temprano tendrá que llegar un archivo centralizado y conglomerado”.

3. Estudio de usuarios

Es necesario trazar un plan de evaluación de públicos que incluya objetivos sustanciales que sitúen el usuario al centro del proyecto. Las herramientas como Google Analytics proporcionan información socio-demográfica y datos cualitativos que pueden ayudar a diseñar una estrategia más efectiva en el mundo de la archivística.

Hay que llevar a cabo estudios de usuarios que permitan diseñar portales y servicios necesarios adaptados a la sociedad actual. Esto implica implementar una serie de métodos que puede que aún no hayamos tenido en cuenta” (Ana Pazos, Archivo Municipal de Barcelona)

Analítiques d'usuari

4. Visualización de datos

El avance de las tecnologías da pie a imaginar nuevas formas de unir los elementos digitalizados de los archivos. A través de una buena visualización de datos, creativa y analítica, la información es capaz de generar conocimiento inter-relacionado y ponerse al servicio del usuario. Ejemplos de buenas prácticas son el proyecto Forensic Architecture o bien los portalesThe pudding: Storytellingy Datawrapper para extraer ideas.

5. Comunicación digital

Es vital que los archivos den a conocer su labor al mundo, abran las puertas de su contenido a través de las redes sociales de una manera desacomplejada. Se pone de manifiesto, también, la necesidad de equipos sólidos formados en comunicación digital y la importancia de la interacción en línea, a corto y a largo plazo, con la finalidad de hacer llegar los archivos a nuevos segmentos de la sociedad.

«Arrastramos una especie de desconfianza hacia las redes. ¿Por qué se entiende que un usuario que paga el ticket del museo es mejor que uno que interactúa por Twitter con la institución? Hay que hacer palanca para que se reconozca esa asistencia virtual» (Miguel Ángel Cajigal, @elbarroquista)

Taula rodona #11LAM

Y Coeli, ¿qué puede hacer para los archivos?

Desde Coeli, nos abrimos al mundo de los archivos para situarlos en un marco competitivo y propulsar cada proyecto de manera personalizada. Con la capacidad de dinamismo, hacemos hincapié en las necesidades de cada archivo y ofrecemos una plataforma que te permita establecer una interlocución fluida con el usuario de forma interoperativa.


Si queréis recuperar las ponencias de las jornadas virtuales del #11LAM, pulsad aquí.